Tras el comunicado oficial acerca de la actualización de las tarifas para el transporte ferroviario y de autobuses, con notables incrementos que se ven acentuados para los usuarios que no hayan registrado su tarjeta SUBE a su nombre, muchos intentaron hacerlo sin éxito. Varias personas expresaron su frustración por las continuas fallas en el sistema y señalaron que nunca recibieron una respuesta a pesar de sus persistentes reclamos.

El Gobierno proyectó un aumento del 250 por ciento en las tarifas del transporte público a partir de febrero. De este modo, el costo mínimo del boleto para autobuses y trenes en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) será de 270 y 130 pesos, respectivamente, pero únicamente para aquellos que hayan registrado la tarjeta SUBE a su nombre. Los usuarios que no tengan la tarjeta a su nombre deberán abonar $430 en autobús y $260 en tren.

Ante esta coyuntura, las personas que se informaron sobre los nuevos términos de los incrementos intentaron acceder a las diversas plataformas proporcionadas por el Gobierno para llevar a cabo el trámite, cuya fecha límite es el 1° de abril, pero se toparon con dificultades para nominalizar su tarjeta SUBE.

Existen distintas opciones para registrar la tarjeta. Por un lado está el portal web de SUBE, donde al ingresar se debe optar por la alternativa «Registrar» y confirmar con el número de DNI o el número de la tarjeta si esta se encuentra registrada. De igual forma opera en la aplicación SUBE, que se puede descargar en cualquier dispositivo Android o iOS.

«Intenté registrar la SUBE el lunes pero la página estaba caída», mencionó Florencia, vecina de Caballito, quien después de enterarse del aumento intentó registrar su tarjeta pero no pudo hacerlo. «Realmente no estoy de acuerdo con este aumento, no es la forma. Pero bueno, cuando uno se enfrenta a esta situación busca todas las opciones para ahorrar, pero si además te ponen trabas de esta manera, se vuelve muy complicado», expresó mientras esperaba en la parada del autobús 55 para regresar a su hogar.

Los usuarios reportaron que al acceder al sitio web de la página de SUBE se muestra un mensaje que indica «Sitio en mantenimiento. Inténtalo más tarde», lo que impide que las personas que deseen inscribirse por ese medio puedan hacerlo.

Desde el Gobierno respondieron que «desde SUBE están llevando a cabo labores de mantenimiento para mejorar el servicio que pueden afectar temporalmente los canales de atención de argentina.gob.ar/sube, la app Carga Sube y la Nueva App Sube». Sin embargo, al intentar registrar la tarjeta a través de la app de SUBE, esta redirige al usuario nuevamente a la página que está fuera de servicio.

Mariano y su hija, residentes de Villa Crespo, intentaron acceder el martes por la mañana al sitio web del Gobierno, pero después de completar los datos del primer paso, se encontraron con el mismo mensaje que indicaba: «Error. Intente más tarde». «Ya lo había intentado antes. Cuando vi la noticia en el periódico el viernes, intenté registrarme, pero en ese momento tampoco funcionaba. Esto no es algo nuevo, ha estado así durante varios días», comentó.

“Yo no entiendo por qué me la cobran más caro si no la tengo registrada. Que te obliguen por el lado del costo me parece ridículo, más después de esta brutal suba. Hay gente que no se enteró o que no puede hacerlo y por eso le van a cobrar el doble por viajar”, comento Mariano.

Además, el sitio oficial no considera a aquellas personas que tengan los números desgastados en la SUBE o quienes tengan la tarjeta registrada a su nombre. En el primer caso, no pueden registrar la tarjeta sin los números legibles, y en el segundo caso, les devuelve un error al intentar acceder a la plataforma.

Esta situación ocurrió con Carola, quien ha tenido la misma SUBE «durante años» y debido al desgaste, algunos números ya no son legibles. «Realmente me preocupa mucho. Utilizo al menos dos autobuses de ida y vuelta todos los días para ir al trabajo y llevar a los niños a la escuela, aunque ahora estén de vacaciones, y necesito saber qué va a suceder porque si el precio del boleto se duplica, no podré pagarlo», lamentó.

Susana, vecina de Liniers, de 74 años, mencionó que ya tiene la tarjeta registrada a su nombre desde hace tiempo porque era un requisito para obtener su descuento como jubilada, pero que su hija tuvo que ir personalmente el martes a un centro de atención SUBE para registrarlo. «Tuvo que ir a Constitución para hacerlo. Estuvo esperando una hora y media, pero finalmente pudo obtener la SUBE a su nombre», explicó. Además, Susana afirmó que llamaron al número proporcionado por el Gobierno, 0800-777-SUBE (7823) opción 3, pero después de esperar treinta minutos, no recibieron respuesta.

El fallo general en el sistema de SUBE también impide a las personas que ya tienen registrada la tarjeta a su nombre acceder a los servicios que ofrece el sitio web, como verificar su saldo o realizar una recarga.

A partir de febrero, se busca elevar el costo mínimo para recorridos de hasta 3 kilómetros, pasando de $76,92 a $270,00 para aquellos que tengan la tarjeta SUBE registrada, y a $430,00 para quienes no lo estén.

Para distancias entre 3 y 6 kilómetros, el precio se incrementará de $85,69 a $300,78 y $479,03, respectivamente. En el caso de tramos de 6 a 12 kilómetros, se aumentará de $92,29 a $323,95 y $515,92 para aquellos sin la SUBE registrada.

Para viajes más largos, el impacto financiero será aún más significativo: de $98,90 a $347,15 y $552,87 para recorridos de 12 a 27 kilómetros, y de $105,46 a $370,18 y $589,54 para viajes de más de 27 kilómetros sin la tarjeta SUBE registrada.

En cuanto a los trenes, las nuevas tarifas serán de $130,00 con la SUBE para la primera sección y $430 en efectivo; $169,00 con la SUBE para la segunda sección y $430 en efectivo; y finalmente, $208,00 con la SUBE y $430 en efectivo para la tercera sección.