La Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (Ancefn) señaló que el Decreto de Necesidad y Urgencia 70/2023 «pone en peligro la continuidad del Conicet», además de advertir sobre el inicio de despidos del personal administrativo en la institución y considerar «altamente perjudicial» la postergación de la convocatoria a becas y promociones para la carrera de investigador hasta que se establezca el presupuesto definitivo para el año 2024.

«Hace algunos meses, esta Academia había informado a la comunidad científica y al público en general sobre los comentarios de un candidato presidencial que proponía cerrar o privatizar el Conicet», comienza el comunicado de la entidad científica. «Ese candidato ahora es el Presidente de la República y, a través del Decreto de Necesidad y Urgencia 70/2023 en vigor, ha dado los primeros pasos en esa dirección que pone en peligro la continuidad del Conicet», se añade en el texto, que lleva las firmas del presidente de la Academia, Víctor Ramos; la vicepresidenta Gloria Dubner y el secretario Miguel Laborde.

En el comunicado titulado «Manifestación en apoyo a la ciencia», los académicos describieron las medidas adoptadas por el nuevo gobierno de Javier Milei que consideran «altamente perjudiciales» para el funcionamiento del Conicet. Entre ellas, señalaron que «los recortes de personal administrativo, con 50 empleados despedidos en los últimos días, en un equipo que ya estaba debilitado por los bajos salarios», afectan negativamente las capacidades operativas del organismo.

Además, resaltaron que la suspensión del pago de horas extras también perjudica a los empleados del Conicet, «cuyos ingresos dependían en gran medida de este concepto para compensar su dedicación a la institución».

Por otra parte, en el comunicado se alertó sobre la incertidumbre que enfrentan «muchos trabajadores de los institutos de investigación y de la sede central que desempeñan labores administrativas y tienen contratos extendidos hasta el 31 de marzo bajo el Artículo 9».

Los académicos también rechazaron la decisión anunciada esta semana por el Conicet de posponer la publicación de los resultados de la convocatoria a becas y promociones para la Carrera de Investigador hasta que se establezca el presupuesto definitivo para 2024. «Esta situación ha generado una gran preocupación entre los becarios y jóvenes investigadores, y además está teniendo un impacto grave en la investigación que realiza el Conicet en los diversos institutos, donde no se han recibido los subsidios de los diferentes programas ni su financiamiento, lo que ha llevado a la paralización de la actividad», señalaron.

En esta línea, añadieron que «al privar de fondos al Conicet, disminuir su ya escaso personal y limitar su capacidad operativa, se llevará a una de las instituciones de investigación más respetadas de Latinoamérica, que ha contribuido tanto al país y a su población, a un estado de debilidad extrema, que no requerirá de su cierre».

La Mesa Directiva de la Ancefn solicitó a las autoridades del Conicet y al Jefe de Gabinete «medidas urgentes para revertir esta situación».