La cifra promedio de casos diarios de covid-19 reportados a nivel nacional aumentó de 268 en la primera semana de enero a 472 la semana pasada, una tendencia que, según expertos, confirma la importancia de intensificar la vacunación y las medidas preventivas, como la ventilación de los espacios.

Esta elevación en la cantidad de contagios reportados está siendo impulsada por la propagación de la subvariante JN.1, la cual está generando una situación similar en diversos países alrededor del mundo.

«Partimos de un mínimo de 70 casos diarios promedio a fines del año pasado, y en tan solo unas semanas ha llegado a 472 casos diarios promedio, en la semana del 8 al 14 de enero. Dado que los casos están ordenados según la fecha de inicio de síntomas, la cifra aún podría aumentar», explicó Jorge Aliaga, físico e investigador del Conicet.

Al realizar un análisis por regiones, Aliaga señaló que en «Ciudad de Buenos Aires se observa un incremento evidente: pasó de 23 casos diarios en la semana del 1 al 7 de enero a 121 casos en la semana del 8 al 14 de enero, y en la Provincia de Buenos Aires aumentó de 49 casos diarios promedio a 117 en el mismo período».

«También se ha registrado un aumento en las notificaciones en las provincias de Santa Fe, Formosa, Chaco, Jujuy y Salta», concluyó el investigador.

En cambio, el médico infectólogo Martín Hojman, que ejerce en el Hospital Rivadavia de la Ciudad de Buenos Aires, indicó que «verdaderamente experimentamos un aumento en las hospitalizaciones por casos de Covid en las últimas dos o tres semanas, además de registrar un porcentaje de positividad en los métodos de diagnóstico considerablemente más elevado que lo habitual».

El experto describió que, no obstante, «la gran parte de las personas atraviesa la infección con síntomas leves como dolor de garganta, resfriado y algo de tos».

«Claramente, la vacunación y la dinámica de la pandemia, con la mayoría de la población inmunizada, influyen en que estos casos se manifiesten de esta manera», expresó, y señaló que «se tiene constancia de que la mayoría de los casos en la actualidad están relacionados con la subvariante JN.1».

De acuerdo con el último Informe epidemiológico, «hasta el 11 de enero de 2024, se han identificado dos casos confirmados de la variante BA.2.86 y cinco casos de la variante JN.1».

La subvariante JN.1, una descendiente del linaje BA.2.86, fue designada como variante de interés por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 18 de diciembre de 2023 y ha ganado rápidamente predominancia en algunos países como Francia, Estados Unidos, Reino Unido y Singapur.

Según la evaluación de riesgos realizada por la OMS, esta variante presenta una mayor capacidad de propagación y se ha convertido en la linaje más común en algunos países de las regiones de las Américas, Europa y el Pacífico Occidental.

La semana pasada, la OMS reportó un aumento del 52% en el número de infecciones de covid-19 en todo el mundo en el último mes y afirmó que «se prevé que esta tendencia continúe en los próximos meses de invierno boreal».

Aunque la subvariante JN.1 se identifica como la responsable de estos incrementos y se ha convertido rápidamente en la más prevalente entre los nuevos casos, «la información disponible no sugiere que la gravedad de la enfermedad asociada a esta variante sea mayor en comparación con otras variantes circulantes», según indica el Boletín nacional.

De acuerdo con la información proporcionada por el Ministerio de Salud, la cobertura total a nivel nacional con la primera dosis alcanza el 93,6%, evidenciando disminuciones en los rangos etarios de menores de 3 años, y alcanzando el 100% en mayores de 50 años. Por otro lado, las coberturas totales del esquema primario completo (dos dosis o dosis única según corresponda) llegan al 82,4%, con un 91% en personas mayores de 18 años.

La entidad sanitaria advierte que, hasta el 1º de enero, había 10.526.499 personas de 50 años y más que habían pasado más de 6 meses sin recibir una dosis de refuerzo de la vacuna contra el covid-19, lo cual es motivo de preocupación, ya que esta población se encuentra en mayor riesgo de sufrir enfermedad grave.